La industria pyme aumentó un 2,6 por ciento anual en junio

La mejor performance estuvo en la rama industrial vinculada a productos químicos y manufacturas de plásticos, mientras que la peor ocurrió en textiles e indumentaria.

La producción de la industria manufacturera pyme subió 2,6 por ciento anual en junio, a precios constantes, aunque tuvo una retracción de 0,5 por ciento en la comparación mensual contra mayo pasado, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Según el detalle, "la incertidumbre en los mercados, los rumores de devaluación, el encarecimiento de los precios, las demoras en las entregas y los faltantes de stock de algunos insumos, complicó la producción para las empresas", explicó la CAME.
El uso de la capacidad instalada de las empresas de la muestra se ubicó en 72,7 por ciento, son 2,5 puntos porcentuales por encima de mayo, con los niveles más elevados en Maderas y Muebles (77,7%) y los más bajo en Metal, maquinaria y equipo, y material de transporte (70,9%).
Asimismo, la entidad explicó que "no hubo problemas de demanda, el consumo se mantuvo firme durante todo el mes, sino que las complicaciones de la industria pyme fueron fundamentalmente para producir".
El primer semestre cierra con un crecimiento sostenido, ralentizado el último mes.

Sin embargo, las dificultades en materia de costos, gasoil, insumos, logística y las restricciones de divisas para importar insumos abren un interrogante respecto al potencial de crecimiento de la producción en el segundo semestre del año.
La mejor performance en junio estuvo en la rama industrial vinculada a Productos químicos y manufacturas de plásticos, con un aumento anual de 9,5 por ciento, mientras que la peor ocurrió en Textiles e indumentaria con una nueva caída anual de 6,9 por ciento.
Alimentos y bebidas: la producción subió 2,5% anual y 2,4% mensual en junio. La realidad de cada empresa fue completamente diferente según tipo de producción, ubicación geográfica, o posición en cuanto a acumulación de insumos y stocks. Las empresas ubicadas en ciudades de fronteras se vieron muy beneficiadas por los pedidos desde países vecinos.
Las empresas del sector trabajaron con 71,7% de la capacidad instalada, 0,2 puntos por debajo de mayo.
Indumentaria y textil: la producción cayó 6,9% anual en junio y bajó 8,5% en la comparación mensual. Fue un mes muy difícil por el aumento de los insumos, la falta de productos como telas, tinturas, hilos, y la especulación de algunos proveedores en precios y entregas.
El sector trabajó con el 76,4% de sus instalaciones, 2,4 puntos por encima de mayo.

Maderas y Muebles: en junio la producción bajó 0,4% anual y subió 0,4% mensual. Las empresas trabajaron con el 77,7% de sus instalaciones, 1,4 puntos porcentuales por encima de mayo.
Metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte: la producción subió 5,1% anual en junio, pero bajó 1,7% en la comparación mensual. El sector produjo bien. Hubo mucho "stockeo" por parte de algunas empresas demandantes de bienes de capital, sumado a inversiones en el agro, la obra pública que empuja y la industria en general que también siguió traccionando incluso con la incertidumbre del mes. Pero el sector no fue ajeno a los cuellos de botellas generales que está teniendo la industria.
Las empresas trabajaron con el 70,9% de sus instalaciones, 3,8 puntos porcentuales por encima de mayo.
Productos químicos y plásticos: en junio la producción subió 9,5% anual y 5,6% mensual. El uso de la capacidad instalada se elevó a 73,3%, 2,8 puntos por encima de mayo.
Papel, cartón, edición e impresión: la producción en junio bajó 3,7% anual y también se redujo 5,6% mensual. Continuaron los problemas para conseguir insumos como papeles, químicos, tintas y también la industria se vio incomodada por las subas permanentes en los precios.
El uso de la capacidad instalada subió 5,7 puntos porcentuales, a 71,9%, recuperando así los niveles de dos meses atrás.